miércoles, 4 de junio de 2014

MAX CAIMÁN LA MASCOTA DE LA SELECCIÓN COLOMBIA EN USA 1994



Rumbo al Mundial de USA 1994 la Selección tuvo una mascota llamada Max Caimán, antes de iniciar el Mundial salió el álbum de Max Caimán y las figuras de colección en una promoción publicitaria de Pony Malta.


El Álbum contaba una historia en donde el lagarto conocido como Agente MC2 es transportado desde su planeta Saurópolis al planeta Tierra con la misión de conformar un equipo de fútbol para enfrentar al malvado Nicolai Líos. En su llegada el 5 de septiembre de 1993 MC2 encuentra un hombre borracho en Nueva York celebrando el 5-0 sobre Argentina que le daba el pase directo a la Selección Colombia al Mundial de Estados Unidos.


Max Caimán decide viajar a Colombia y se hospeda unos meses en Barranquilla, el reptil aparece vestido con sombrero vueltiao, guayabera y pantalonetas y su centro de atención es Carlos el 'Pibe' Valderrama al cual se le aparece una noche para predecir que Junior sería Campeón con gol de Oswaldo Mckezie con el fin de ganarse la confianza del 'Pibe' Valderrama.


Francisco Maturana accede a jugar el partido para la salvación de todo el universo contra un equipo de alienigenas de Nicolai Líos, aparecieron imágenes graciosas como el 'Chonto' Herrera en amoríos con Claudia Schiffer, Jhon Jairo Trellez con Madonna, Leonel Alvaréz reunido con Gorvachov y Axel Rose junto a Ivan René Valenciano. El partido se jugaría en Saurópolis y la Selección Colombia sería visitante.


La Selección Colombia viajo 65 millones en el pasado para jugar el partido contra los alienigenas que se pusieron en ventaja con juego brusco y juegos psíquicos que hicieron que Max y los jugadores anotarán en contra de su arco. En el primer tiempo Colombia perdía 15-0. Como en toda historia de fantasía la Selección tuvo un segundo tiempo heroico y logro remontar el marcador, el partido termino 21-20 con gol del 'Tren' Valencia.


Este personaje es criticado y no es del gusto de muchos colombianos debido a las supersticiones que usaba la promoción televisiva para la venta de los muñecos, se mostraba la figura como un emblema de la suerte que al frotarse le daría energía positiva a la Selección Colombia. Además muchos culpan a la mascota como ave de mal agüero debido que la historia del álbum relata como Max Caimán anota un autogol y también Andrés Escobar, situación que se volvió realidad en USA 1994 en el partido de la Selección Colombia frente a Estados Unidos.

A pesar del mal recuerdo de algunos fans, sin lugar a dudas la figura de Max Caimán marca un episodio de aquella Selección Colombia que con su fútbol no solo desafió a los mejores equipos del mundo durante la década de los noventa,  también a un equipo de alienigenas.

Max Caimán seguirá siendo un grato recuerdo de aquella época en la que muchos fueron niños y disfrutaron de aquella generación gloriosa de la Selección Colombia con jugadores que pusieron a figurar el fútbol colombiano a nivel internacional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario